Locales

*Gobernador Verano da la orden de no dejar a ningún niño por fuera del sistema escolar*

Un vehemente llamado hizo el mandatario departamental para que se busque a los niños, casa a casa, para que sean matriculados en los colegios del departamento.

La Secretaría de Educación Departamental informó que aún están recibiendo documentación para que los niños sean matriculados.

Ni un niño por fuera del sistema educativo, es la consigna del gobernador del Atlántico, Eduardo Verano.

El mandatario informó que le solicitó al secretario de Educación, Leyton Barrios; y a los rectores de las instituciones oficiales que hagan todo lo posible por aumentar la cobertura.

Verano indicó que el departamento cuenta con la capacidad logística y los recursos necesarios para poder atender al 100 % de la población infantil en los centros educativos, por eso, hizo un llamado a los rectores para que busquen casa a casa a los menores y que sus padres se acerquen a los colegios a renovar y formalizar la matrícula de sus hijos.

“La educación es la única oportunidad que tienen los niños de las escuelas públicas para superar las adversidades de la pobreza, por eso, nos hemos propuesto hacer esta labor y garantizar que haya una cobertura de 100 %, no es una opción que se queden en sus casas o que se dediquen a otras cosas distintas al estudio”, expresó Verano.

El gobernador dijo que no importa el tiempo que ha transcurrido desde el inicio de clases, pues se les brindarán las capacitaciones necesarias para que estén a la par de sus compañeros.

“Tenemos la disposición, las ganas y el personal idóneo para hacer esta labor que busca que el Atlántico sea un departamento educado. Obviamente, la calidad es fundamental y en eso también estamos trabajando con el secretario de Educación y los rectores de las 85 instituciones educativas del departamento”, explicó Verano.

PLAN CONTRA LA DESERCIÓN

Para este año, la Secretaría de Educación Departamental trabaja en tres ejes fundamentales: promoción del bilingüismo, que incluye la preparación del personal docente; cumplir a cabalidad con el Plan de Alimentación Escolar (PAE), cuyo presupuesto es de 21.540 millones de pesos; y transporte, sobre todo en zonas rurales, a los alumnos que lo requieran para poder asistir a las instituciones educativas. Es decir, que no haya ningún motivo para que los estudiantes deserten.

Adicionalmente, se contempla una inversión de 27.000 millones de pesos en el presente año para mejorar infraestructuras educativas; masificación del uso de las herramientas tecnológicas; implementación de programas relacionados con la salud mental; y el refuerzo del potencial de los educadores mediante incentivos que les faciliten adelantar postgrados y maestrías.

Con información y fotos de la Gobernación del Atlántico.